image

Fotógrafo: Daniel Espinosa

La Nave Salinas, la galería de arte que coleccionista Lio Malca tiene desde 2015 en Ses Salines, acogerá hasta 30 de septiembre dos obras del artista Bill Viola.

 

Serán Fire Woman y Tristan’s Ascension (The Sound of a Mountain Under a Waterfall). Ambas se presentan en una pantalla de más de 7 metros de altura en un espacio completamente cerrado al exterior y provisto de un sistema de sonido 4.1 que, según sus organizadores, «envolverá al espectador en una experiencia transformativa».

 

Las dos videoinstalaciones fueron creadas por el artista neoyorquino en 2015 «como parte de una nueva producción de Peter Sellars de la ópera de Richard Wagner Tristán e Isolda».

 

Según su creador la primera es una instalación de unos 11 minutos que representa «una visión en la memoria de un hombre que agoniza». En ella «la silueta de una mujer aparece a contraluz ante un muro de fuego y tras algunos minutos ésta avanza, abre los brazos y se hunde en su propio reflejo que se hace añicos y vuelve a su estado esencial de formas ondulantes de luz pura».

 

Mientras, Tristan’s Ascension (The Sound of a Mountain Under a Waterfall) describe en diez minutos «la ascensión del alma después de la muerte, cuando despierta y es atraída hacia una cascada cuya agua sube en lugar de caer». Todo a través del cuerpo de un hombre sobre una losa en una sala de hormigón vacía.

 

Bill Viola (Nueva York, 1951) es un artista fundamental del arte contemporáneo que ha expuesto en los grandes museos del mundo y que ha recibido muchos reconocimientos en su carrera, como el MacArthur Foundation Fellowship (1989). Además, el año pasado fue nombrado miembro honorario de la Royal Academy of Art de Londres.

 

Imagen: Cortesía del estudio de Bill Viola